Faraday

El siguiente texto fue publicado en el post Faraday (2014, Norberto Ramos del Val) el 10 de Marzo de 2014. Ha sido destacado como parte fundamental del archivo histórico de este blog.

En una de las entrevistas a los guionistas del proyecto, se insistía en la idea de que no hay término medio entre superproducciones o películas de presupuesto cero. Pongo esta expresión en cursiva por las circunstancias de calidad y técnica que supuestamente conllevan, injustificadas aquí. Empecemos bien: Faraday ha costado muy poco y está mejor rodada, actuada, planteada y montada que la gran mayoría de producciones de este país.

Faraday (Javier Bódalo) es un telépata con la L a cuestas que vive apasionado por el ocultismo y lo sobrenatural. Su novia Pati (Diana Gómez) es una aspirante a celebridad vlogger de estándares morales y culturales confusos cuya dignidad va desapareciendo poco a poco. Su relación se basa en promesas a medio cumplir y en planes de futuro que quizá solucionen su patético día a día.

Tras irse a vivir juntos, él se distrae rápidamente en un misterio sobre los antiguos inquilinos del piso. Ella intenta escalar puestos como referente de moda, cupcakes y demás zarandajas. Grandes sucesos ocurrirán. La élite echará una mirada abajo y se fijará en Pati, con consecuencias imprevistas que transformarán su relación y el equilibrio entre las fuerzas del mal y el resto de nosotros.

¿Os suena de algo? Quitando la parte sobrenatural, es el arquetipo medio de pareja española. Ella es el mínimo común denominador de las obsesiones medulares medias de quien quiere medrar vía tonterías y vendiendo humo por internet. Él es el típico, perdón por el término desgastado, pajero que busca recompensa a sus años de estudio y práctica sobrenatural. Y el resto de personajes son héroes y villanos con los que nos cruzamos día a día, click a click.

Ese es el mérito de Faraday. No el conteo de famosos (cine patrio, personalidades online cuyo momento de fama más alto expiró hace un lustro, algunos amigos, etc.) que hacen cameos, no jugar a reconocer calles y establecimientos del Distrito 1. Sino el choteo de las rutinas sociales de quienes tiran de jerarquía, coca y méritos como medio de vida. De expectativas de vida y deseos de año nuevo contra la puta realidad y sus consecuencias. Conoces gente así, los has visto, y quizá seas como ellos.

La palabra clave es inmersión. Siempre he tenido una duda, ¿desde cuándo la definición aceptada de cine social se constituye como plantel de desgracias y personajes miserables tratados con la solemnidad más innecesaria? ¿Por qué tanto drama? ¿No es acaso hija de estos tiempos la mentalidad de tratar todo como una fiesta sin fin y sin propósito definido? Faraday nos recuerda que entre el pesimismo artificial de Aranoa o el descontrol legal de Callejeros hay un término medio. Plausible, aceptable y follable.

El director Norberto Ramos del Val ha creado un monstruo del humor inesperado y referencial. La crítica honesta y directa no a Twitter o Facebook, sino a la gilipollez genérica de algunos. Extremos donde se junta el humor por jodienda y vergüenza ajena de Solondz con la certeza de estar viviendo una noche infernal en Madrid. Una de esas muchas noches en el centro. Empiezan poco a poco con el goteo de rostros conocidos y sus miradas nerviosas buscando alguien con quien hablar. Circulas con la moral de un comisario soviético adolecido por priapismo y el sentido común de un niño puesto de azúcar adulterado.

Contemplas acciones y actitudes guiadas por razones esquivas, drogas a destiempo y alcohol consumido por el mero hecho de poder consumirlo. Fotografiada para la posteridad a corto plazo, uno o dos días después de la fiesta en sí. Una semana como mucho. Unos la retransmitirán por teletipos que sueñan con ser extensiones del alma creativa de sus autores y se quedan en meros desatinos sin respuesta, tú buscarás obtener cicatrices (o en su defecto marcas difíciles de ocultar y explicar). Donde los recuerdos difusos se convertirán en leyendas atemporales, y los personajes más variopintos y excéntricos tomarán la tierra. Reyes y diosas circulan entre la plebe, y sus títulos son otorgados no por sus acciones sino por sus activos y seguidores. Pollas comidas, alabanzas servidas, dignidad rota. Haiku.

Cómo cojones no adorar esta puta película. No es perfecta, ni de coña. El tercer acto tiene múltiples problemas y su resolución parece improvisada y acelerada. La mitad de las canciones son chirriantes. Y se han quedado por el camino muchas aportaciones y testimonios vía cameo/entrevista por metalenguaje. Una versión extendida vendría bien. Pagaría por ello.

Termino esta crítica deseando que las medidas del gobierno contra el crowdfunding sean violadas, revertidas, evitadas y depuestas. Limitar la posible llegada de nuevos talentos, o simplemente gente que quiera/pueda operar al margen convencional de la propia industria, pone al sector en situación catastrófica. Faraday es de esa clase de películas que este país necesita. O vives en la cresta de la ola, o mendigas lo suficiente para poder dar sentido al esfuerzo empleado en unos cuantos años de tu vida. No puede seguir siendo así.

POSTER-FARADAY

Director: Norberto Ramos del Val. Guionistas: Pablo Vázquez, Jimina Sabadú. Fotografía: Roland De Middel. España. 81 minutos. NORBERFILMS y APACHES ENTERTAINMENT, S.L.
Intérpretes: Javier Bódalo, Diana Gómez, Daniela Costa, Alba García, Sonia Almarcha, Arancha del Sol, Ion Arretxe, Inma del Moral, Alejandro Tous, Ana Rujas, Juando de la Iglesia, Nacho Vigalondo, Denny Horror, Miki, Ismael Martínez.
No recomendada para menores de 16 años. Sin fecha de estreno aún.
Facebook oficialTwitter oficial.
Para más información de la obra de Norberto Ramos del Val puedes visitar su canal de youtube y Vimeo. Pablo Vázquez tiene en su repertorio un título como Desmadre en la Noche de la Quietud. Jimina Sabadú colabora en el fanzine Mondo Brutto, ha escrito la novela Celacanto, y recientemente ha dirigido el cortometraje La Pájara.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s