En terapia, I

En terapia me aconsejan que anote en un calendario semanal, dividido por franjas de una hora y curiosamente limitado a un horario de 8 de la mañana a medianoche, las actividades que considero positivas. No las que pretendo hacer, sino las que he resultado acabar. Los primeros días no entendía el ejercicio y anotaba toda clase de hechos aislados y mínimos en franjas enteras. Cosas como “superar X distancia durante el ejercicio realizado en el gimnasio en Y tiempo”. Chorradas. Seguir leyendo “En terapia, I”

Anuncios