Feliz Aniversario para una revolución que nunca existió

“Revolution”, ya. ¿Os acordáis cuando se llamaba Spanish Revolution?

Feliz Aniversario de un gran fracaso que se transfiguró en miles de pequeños éxitos. Algunos aún perduran hoy en día. Otros fueron desplazados por falsa nostalgia o frivolidad. Comisiones de nombres, funciones y resultados cómicos son más recordados que los intentos por llegar al entendimiento sobre unos cimientos quebradizos en todos los aspectos.

¿Qué ha ocurrido? Hoy lo que queda es la gran calma. El gran conformismo. El silencio que ha durado años. Helicópteros de la policía sobrevuelan el centro de Madrid todas las semanas, cuando antes era un hecho excepcional. Las Fuerzas de Seguridad del Reino cuentan con más recursos que nunca para actuar unilateralmente convirtiendo en un complejo y duro proceso judicial cualquier intento de defensa. La creciente represión de un gobierno que debería haber sido expulsado hace MESES pero, eh, la necesidad del poder absoluto viene antes que el deber cívico. Las fuerzas políticas en la oposición sólo han querido rapiñar un cadáver aún en pie pero en proceso de descomposición. Nuevas elecciones. Nuevas siglas. Nuevas cucamonas y mamadas fuera de cámara entre fuerzas políticas. Un espectáculo vergonzoso que todos provocamos y pagamos.

Todos.

No ha cambiado nada a mejor. Todo ha ido a peor. Os recuerdo que 6 meses después del comienzo del 15M el Partido Popular arrasó en las elecciones con mayoría absoluta. El resultado lo conocemos todos.

Hoy el 15M es una rémora de la política nacional. El último gran órdago de la acción social directa. Un sueño del ayer. Un puñado de eslóganes vacíos (perdón por el oxímoron) y duelos a garrotazos entre idiotas que se olvidan de quién hizo qué. Esto, como la dignidad, la honestidad o el recto de tu progenitor, no tiene dueño único. No tiene patente, fecha de caducidad, marca comercial o registro en la propiedad intelectual. Si piensas lo contrario, bien por ti. Adelante. Pero cuantificar y apropiarse a título personal, sea para beneficiar intereses personales y/o políticos, de esta clase de iniciativas es despreciable. Vivimos en un país que adora elevar líderes e ídolos con el mismo entusiasmo que los acosa y contempla caer en un colapso nervioso para caer en el olvido y morir después.

Y, aún así, siempre es increíblemente divertido. Las próximas elecciones del 26 de Junio proveerán nuevos, y posiblemente peores, ejemplos de estas prácticas.

Feliz aniversario. Cuando acaben las celebraciones vacías y los vítores forzados, volved a la realidad y daros cuenta de la situación que tenemos encima. Y los esfuerzos y sacrificios que potencialmente acarrearán para, como mínimo, mandar a tomar por culo al gobierno de Rajoy. Después, crucemos los dedos; con suerte el resultado no será peor. No tengo absoluta certeza alguna de que esto vaya a ser así, sólo un estúpido deseo basado en la negación de la razón. Pura esperanza. Y la esperanza por sí sola no vale nada si nos lleva en la peor de las direcciones posibles con las mejores intenciones mediantes. Recordadlo.

Nos guste o no.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s