Las sobras (o cómo una película infantil sobre un posible furry adicto al LSD me hizo recordar las carencias en legislación sobre propiedad intelectual en la Unión Europea)

photo
COOL CAT LOVES YOU

Una vez un amigo me mostró un crítico de cine canadiense llamado Adum Plaze y su canal de Youtube. Uno de los mejores que he visto, con años de experiencia y respeto a nivel mundial. Superviviente e inocente de un largo historial de quejas y denuncias falsas, descartadas según la legislación norteamericana, sobre propiedad intelectual.

Un día este crítico tuvo la genial idea de analizar una serie de cortos infantiles agrupados en una película llamada Cool Cat Saves the Kids (2015, Derek Savage). Y no sólo es una de los mejores análisis que he podido ver de todos los tiempos…

…sino que elevó a estrellas a Cool Cat y a su director. Otros muchos críticos empezaron a tomar nota y dar sus propias opiniones:

Un placer culpable, frikada de la que reírte, pieza de inesperado arte post-moderno… nómbralo como quieras, pero alcanzó un estatus que NADIE se esperaba. En la misma manera que gente sigue pagando por ver The Room (2003, Tommy Wiseau) con su director presente en cines de todo el mundo. Una excusa perfecta para reunirte con amigos y demás allegados y demostrar su paciencia y/o ganas de partirte la puta cabeza al ponerles cosas así:

Las ventas aumentaron para Savage y Cool Cat se convirtió en un meme más. Final feliz, ¿no?. Internet una nueva mascota temporal convertida ya en clásico de culto mientras un inocente/inconsciente cineasta se lucra valorando su inesperado éxito.

Siendo honesto, antes de toda la tormenta de mierda tenía bien preparada mi cartera para comprar esto y más. Ya no.

Derek Savage empezó a denunciar y amenazar públicamente a múltiples canales de youtube exigiendo que retirasen las críticas negativas y se disculpasen. A cambio, él retiraría las denuncias. Uno de los autores más explícitos sobre esta polémica detalló en sucesivas ocasiones todo el proceso de correspondencia con el propio Savage y las vergonzosas conclusiones del mismo. Independientemente de estar a favor o en contra de las opiniones expresadas por dichos críticos (sean positivas o negativas) o de la manera en la que se manejaron/expresaron estos conflictos, esta acción de toma de rehenes constituyó un grave error.

Por cierto, este video fue eliminado de su canal original. En caso de que algún lector quiera archivar cualquier video de Youtube, hay muchas y muy efectivas herramientas de uso legal fácilmente accesibles.

Savage arruinó su reputación, y con ello las expectativas de que continuase con el favor del público. Incluso con todo lo ocurrido habrá gente que siga comprando esta y futuras obras que realice, pero ya no será lo mismo. Otro caso de un tipo que intentó luchar contra internet usando jerga legal… sin tener abogados ni sentido común. Final previsible y otro ejemplo más de los graves fallos en gestión de propiedad intelectual de Google.

El sistema de Youtube en cuanto a detectar/denunciar infracciones de derechos de autor ha demostrado su falibilidad en demasiadas ocasiones. Cuando no son empresas falsas que denuncian a creadores o se apropian de los derechos de obras con el fin de obtener beneficios económicos, ocurren abusos de este estilo. El Fair Use, o Uso Justo en castellano, está incluido en más de 40 países del mundo como un supuesto de excepción sobre la utilización de la propiedad intelectual. Con o sin fines comerciales. Adum Plaze opera bajo la normativa legal de que realizar un análisis/parodia de una obra audiovisual registrada se considera válido incluso con fines comerciales. En cada video nombra la legislación actual del Digital Millennium Copyright Act de 1998 (original aquí) que incluye (entre otros) las siguientes menciones:

The failure of a service provider to qualify for any of the limitations in section 512 does not necessarily make it liable for copyright infringement. The copyright owner must still demonstrate that the provider has infringed, and the provider may still avail itself of any of the defenses, such as fair use, that are available to copyright defendants generally. (Section 512(l)).

Lo cual no deja de ser una muestra de cortesía al ser Youtube una compañía estadounidense para un usuario de Canadá que podría limitarse a nombrar la legislación de su propio país. Asimismo, esta base de datos del gobierno de Estados Unidos cataloga casos llevados a juicio sobre Fair Use/Uso Justo. Esta y otras medidas como el Fair dealing (que estipula excepciones y limitaciones a las leyes de derechos de autor) han abierto muchas posibilidades creativas. ¿Es así en todo el mundo? No.

La respuesta de Adum Plaze/YMS sobre todo este desastre fue la siguiente:

Pero todo eso opera en países que no son el mío. ¿Cuál es la intención de este texto entonces?. Bien simple: las personas que estipulan y mantienen la normativa actual sobre propiedad intelectual, tanto en Bruselas como en Madrid, tienen la misma mentalidad de estatismo y avaricia. Idéntica agresividad comercial y estrechez de miras. En los siguientes párrafos empiezo a describir y cortapegar textos legales, así que agárrate.

En la legislación española un extracto sobre el derecho a citas y reseñas dice lo siguiente:

Artículo 32. Citas y reseñas e ilustración con fines educativos o de investigación científica.

[…]
Apartado 4. Tampoco necesitarán la autorización del autor o editor los actos de reproducción parcial, de distribución y de comunicación pública de obras o publicaciones, impresas o susceptibles de serlo, cuando concurran simultáneamente las siguientes condiciones:
a) Que tales actos se lleven a cabo únicamente para la ilustración con fines educativos y de investigación científica.
b) Que los actos se limiten a un capítulo de un libro, artículo de una revista o extensión equivalente respecto de una publicación asimilada, o extensión asimilable al 10 por ciento del total de la obra, resultando indiferente a estos efectos que la copia se lleve a cabo a través de uno o varios actos de reproducción.
c) Que los actos se realicen en las universidades o centros públicos de investigación, por su personal y con sus medios e instrumentos propios.

En el apartado 4 del Artículo 5 de la directiva Europea (Excepciones y limitaciones), se estipula lo siguiente:

d) cuando se trate de citas con fines de crítica o reseña, siempre y cuando éstas se refieran a una obra o prestación que se haya puesto ya legalmente a disposición del público, se indique, salvo en los casos en que resulte imposible, la fuente, con inclusión del nombre del autor, y se haga buen uso de ellas, y en la medida en que lo exija el objetivo específico perseguido;
[…]
k) cuando el uso se realice a efectos de caricatura, parodia o pastiche;

Aún así, sin posibles usos comerciales. Texto en inglés aquí. Los resaltes en negrita son míos.

¿Y qué nos queda? Situaciones graciosas, volviendo a Plaze, como ver a alguien del otro lado del océano teniendo problemas con EGEDA (un equivalente audiovisual a la SGAE, por dejarlo simplificado) por editar, publicar y ganar dinero bajo una legislación que lo ampara y favorece. Un marco legal inflexible e irreal que beneficia a muy pocas personas.

Seamos honestos, no estamos en el siglo XX. La consabida evolución tecnológica no se realiza únicamente a través de los medios para comunicarnos, sino también a través del lenguaje utilizado. A mucho de que me duela admitirlo, salvo excepciones puntuales la gran mayoría de los críticos de cine ya no operan en texto, sino video. Aún no por aquí, por ahora. Estamos en un entorno donde difícilmente tendremos autores como estos:

Sino gente así:

Y no me malinterpretes: no es una cuestión de quién hace qué, sino de cuáles recursos se pueden utilizar dónde. No tengo nada en contra de esos dos últimos autores que cito. Son libres de usar el estilo y las características que quieran emplear. Pero no paro de pensar en la rigidez del marco legal en la que operan. Intento imaginarme la diversidad y multiplicidad de posibilidades culturales que tendríamos si la situación legal fuese diferente. La cantidad de personas que podrían verse en un entorno en el que sus creaciones tuvieran un futuro comercial estable. Y sinceramente creo que nos merecemos más. La obligación de evolucionar con los tiempos no sólo incurre en cambios tecnológicos, sino morales y legales. Nuestros nietos no tendrán un marco legal similar al nuestro de la misma manera que no compartimos el que tenían nuestros abuelos en su juventud. Cuestiones de sentido común, no tan obvias según los deseos comerciales y prejuicios de algunos en el poder. Asimismo, tampoco desestimo ni desprecio los derechos de propiedad intelectual de cualquier creador y su justa gestión, pero sí la complacencia gubernamental hacia conglomerados corporativos que a veces no tienen idea de cómo funciona el mundo real.  De ceder ante dichas empresas, lo único que quedan son sobras que a la larga crean un entorno tóxico no sólo en lo comercial, sino lo cultural. Las diferencias entre un artista y cómo trata su creación, y un ejecutivo al comercializarla, suelen ser enormes.

Y digo suelen porque comercializar cualquier producto cultural susceptible de ser registrado en la propiedad intelectual no devalúa la propia creación artística en sí misma. Uno de los aspectos definitorios de un país es su relación y actitud hacia las artes y sus elementos comerciales derivados (y muchas veces inevitables). Nos queda demasiado por reformar, legislativa y mentalmente. Y, para terminar, recito una lista de países que se han tomado con más realismo y calma este y otros temas derivados: Antigua y Barbuda, Australia, Chipre, Filipinas, Hong Kong, Israel, Jamaica, Nueva Zelanda, Nigeria, Pakistán, Reino Unido, Sri Lanka y Sudáfrica, país de proveniencia de este señor:

kkIUN3P
I’ll fucking strangle that little shit.

PD: buscando Cool Cat me he encontrado esto. ¿Quién es esta persona?. ¿Qué está pasando?.

Mi cerebro se está yendo a la mierda.

3 comentarios en “Las sobras (o cómo una película infantil sobre un posible furry adicto al LSD me hizo recordar las carencias en legislación sobre propiedad intelectual en la Unión Europea)

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s