Notas frente el debate

image

Decenas de medios están congregados en los alrededores del Congreso. Cámaras esperando como un pelotón de fusilamiento que en el momento clave sólo disparará confeti y albricias. Grupos de turistas japoneses observando el espectáculo mientras atienden las explicaciones improvisadas y llenas de errores de su traductor/guía, que no estaba preparado para esto. Una vecina pasea a un par de chihuahuas con capas de Batman.

Niñas pequeñas preguntan a sus padres qué ocurre, y estos responden con un simple “cosas importantes de mayores”. Jubilados alemanes preguntan en inglés a los policías nacionales armados con G36. Los mismos que hablan con los miembros de los medios como si estuvieran en un bar. Complicidad y simpatía por costumbre. Por seguir dentro de la realidad. Por respeto. Grupos enormes de escolares de excursión saliendo apresurados y deseando ir a comer. Todo el mundo hace fotos y videos, sobre todo con Daoíz y Velarde.

image

Las carpas/unidades móviles son siempre graciosas de ver. Los técnicos son siempre identificables: jóvenes con camisetas llenas de referencias culturales/deportivas y cara de tomarse demasiado en serio su trabajo.

image

En tierra y primera linea, junto a la entrada de medios y frente a la puerta principal (que sólo se abre en caso de funerales de estado y jornadas de puertas abiertas), hay más cámaras, fotógrafos y heraldos mediáticos. Una presentadora de Aragón TV fuma un cigarro entre pruebas de cámara con cuidado de no estropear su maquillaje. La de ETB está preparada para informar de las congregaciones moteras de Cheste. La de Telemadrid viste con el estilo habitual de su cadena. El enviado de Canal Sur resalta como un apoderado, con esa clase que tanto se destila e el Sur y que nunca debería desaparecer. La de La Sexta no tiene ni mi edad, y por su apariencia parece que va a cubrir los últimos días del desaparecido Zombie.

Descansos al sol y a la sombra de este primero de Marzo. El de Cuatro hace trampas y se sube en un taburete de plástico blanco. Los fotógrafos con sus clásicos petates de guerra y sus objetivos valorados en miles de euros colgando como si de perdices recién cazadas se tratasen Llamadas y notas continuas. Las figuras visibles ensayando sus intervenciones caminando en círculos, fantasmales y serias. Mirando al vacío.

Un matrimonio de Argentina me pregunta por el presente. Qué haremos, por qué, y qué demonios le pasa a nuestra extraña ley de proporcionalidad. Quién hará qué y cómo les castigaremos llegado el momento. El gran espectáculo de la democracia. Esperemos que sirva para algo. No te equivoques, no tengo fé alguna en lo que hoy aquí se intentará vender. Como un destilado de tercera durante la Ley Seca. Hoy no es un día para el cambio, más bien para la reiteración de los que nos llevó a desearlo más que nunca.

Nos guste o no.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s