Doy gracias a Dios

Leo las diferentes opiniones sobre la supuesta polémica por la Cabalgata de Reyes y doy gracias a Dios[i] de no quedarme ahí a la hora de revisar las noticias diarias. Pero sería interesante hacer un breve apunte sobre el tema: vuelve a mostrar el carácter fanático de todos aquellos que predican la tolerancia. Y que los colectivos progresistas necesitan urgentemente un equipo de creativos y publicistas que les den ideas más allá de “a ver, cogemos esto que a los que no nos gustan les pone un montón y lo parodiamos”.

Nada que objetar sobre quitar ocas y villancicos, sigue siendo una tontería más de un gobierno que sus malvados opositores revertirán cuando vuelvan al poder. Si vuelven al poder. Esto va más sobre la sátira y la parodia mal entendidas y practicadas todo el año. Independientemente de festividades y guiadas por la conveniencia. Como con la inmensa mayoría de las cosas en esta vida no son más que absoluta mierda y se quedan en felaciones resentidas. Esfuerzos de impedidos mentales con resultados inversos a los esperados. Refuerzan las posturas ideológicas de quienes las crean y secundan, y al mismo dan tanta vergüenza ajena a todos los demás que sólo consiguen alejar de dichas propuestas. Incluso de las que, en otro contexto y sin tantas zarandajas, serían más que comprensibles, justificables, necesarias.

Y hasta podrían abrir los ojos a aquellos que hasta ese momento no pensaban así. Oh, Dios mío[i], ¿te lo imaginas? ¿Acción política basada en el diálogo racional y el respeto entre adultos coherentes y no en el insulto indiscriminado? Pero qué digo, en qué estoy pensando, o qué me he debido tomar para tener un flashazo utópico similar. Eso sería rallarse el coco e intentar hacer las cosas bien… y no estamos para esos tiros. Lo mejor es ir a saco. Eh, como los inventores de la expresión Tolerancia Cero, que no tiene ningún jodido sentido. Ni gramatical, moral, o judicial. Nada.

Los caminos de la tolerancia pasan por la aceptación suma y plenaria de que por mucho que nos dé rabia, vergüenza ajena, odio y hasta dolor, debemos asumir que hay otras maneras de actuar y pensar válidas dentro de la legalidad vigente establecida. La moral, como la belleza y el concepto de inteligencia, es subjetiva. Pensar lo contrario hace caer al ignorante en una espiral de absolutismos diarios en los que no sale del “o conmigo o contra mí”.

No quiero ponerme de acuerdo (entendida esta expresión como “dejémonos de rollos que nos vamos a acabar mal, tío”) ni contigo ni con nadie, pues así no se llega a ninguna parte. Prefiero un debate perpetuo. Un cuestionamiento de ideas contrarias continuo con el objetivo de alcanzar nuevos planteamientos e iniciativas. La ciudadanía española sigue sin entender esto. Prefiere quedarse a gusto y conforme rodeado de acólitos y simpatizantes. Jugando a la galleta por los siglos de los siglos. Apostando sobre quién tiene la cabeza más veces metida por el culo, para después volver a salir por el cuello y vuelta a empezar. A gritar todos las mismas consignas. Tener principios es necesario, supeditarlos a los de otros sin cuestionarlos te mata en vida.

Al menos, si eres de esos gilipollas, espero que tengas suerte y le saques gran provecho a tu voluntaria muerte mental. Débil.

Y mientras tanto lo que no pensamos así nos partimos de risa. O, talento que nunca sobra, saber evitar a los brasas de turno ayudará a mantener la cordura.

Por cierto, atentos todos al calendario porque si lo de la Cabalgata os ha hecho cabrearos/masturbaros/ambas simultáneamente tenéis una cita ineludible: la previsible y futura Procesión Atea 2016 en Semana Santa. Sabéis que pasará. El cambio de gobierno ha abierto las puertas a un mundo de propuestas y pluralidad política que hará la mar de entretenida una legislatura convulsa en un periodo económico terrible. Yo voy preparando mi sombrero de cowboy, mi cámara, mi libro de notas, y mi inagotable sed de ver a la gente haciendo el moñas creyendo que están salvando el mundo.

Nos vemos allí.

d2a94d288d3ee7c50efde8d5c7dcce66

Y, si se me permite proponer algo artístico que acompañe dicha futura acción política pública y social, ¿podéis poner a un par de gemelas representando ese .gif en directo en la cabecera de la procesión? Vestidas de Nazarenas, claro. Con suerte algún medio extranjero los confundirá con una escisión femenina del Ku Klux Klan.

[i] En realidad no soy creyente, pero tantos años en un colegio católico dejan costumbres que mantienes.

[i] Ídem.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s