Cantando y llorando

image

En la política hace falta valor, que es la gran carencia en todos los procesos electorales que he conocido. El atrevimiento, como cualquier atisbo de pensamiento independiente, es considerado una señal de alarma que deriva en alineamiento.

El primer hombre que comió una ostra debió sentirse estúpido al hacerlo por primera vez, pero no fue ese aporte nutritivo lo que le separó de los demás… sino ese mecanismo de desconexión de lo establecido. Ese siguiente paso nunca dado antes.

La política nacional mata esta idea. La mayoría de votantes la remata. Estas son fechas fáciles para conseguir enemigos, fans, risas, alegría y emoción. Para quitarse la máscara y desgañitarse quedando como un imbécil.

Otras veces se queda sólo en otra discusión inútil más que nos divide y aleja los unos de los otros.

Hoy oía vocear a jóvenes en la mesa de una terraza sobre el problema de vivienda. Sobre la cuestión de la ocupación contra la banca. Las dos España gimiendo y actuando de la peor manera con cerveza de bajo coste que mata sus hígados. Los dos grandes centros del voto pretendidos. Realeza contra República. Orden contra nuevo orden. Impuestos contra solidaridad.

El odio, los gritos, el fanatismo. Lo de siempre. Nos queda demasiado por aprender. Menudo semblante que puse durante la velada intentando no intervenir de la manera adecuada. No con palabras, sino con bengalas y helicópteros de combate armados con gas de la risa y música atronadora.

Quedan 9 días para las elecciones generales, y más nos vale espabilar si queremos solucionar este embolao. Si no… si nos quedamos parados y confiamos en los de siempre nada cambiará.

Y si no, siempre queda la sagrada opción de colgar tonterías en redes sociales e irse a dormir creyendo haber cumplido. O pasar del tema completamente y seguir con la rutina habitual.

Nos guste o no, son dos opciones respetables. En la variedad reside la permanencia de la cordura. Por Dios santo, reventaría si sólo me encontrase rodeado de gente de sólo uno de esos dos tipos. Y antes me llevaría a unos cuantos por delante.

Empezando por ti.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s