El Debate

“Las normas las ponemos los periodistas.” Quien conozca un poco cómo funcionan los medios sabe que el gran logro de las corporaciones mediáticas es que el papel de los inversores y juntas de accionistas es invisible. Casi nadie se acuerda de su poderoso papel. El gran público cree ingenuamente en que los periodistas gobiernan el sector.

No es así. Los medios parten de un esfuerzo colaborativo y jerarquizado. El papel romántico del informador es múltiple y dependiente de muchas disciplinas y personas que hacen la labor posible, pero vamos al lío…

Las reglas del Debate son las siguientes:

Nada de dispositivos electrónicos. Nada de selfies ni twitter.

El público no intervendrá. Vaya, esta es la más honesta de las tres.

Tiempo controlado. Wut.

Siempre gusta comprobar cómo las caretas caen. Cómo detrás del lujo y las apariencias a veces hay zurraspas mentales y debilidad. Tartamudeos con maquillaje apresurado y un incoherente vestido de noche rojo en los primeros 5 minutos. Tecnología apabullante sin sustancia.

Planos de reacción. El público no interviene pero el realizador convierte rápido el proceso en una comedia. Pdr Snchz, el político sin vocales ni carisma, comienza la carrera. Pablo Iglesias Turrión sigue siendo el mejor propagandístico de todos. Su triunfo siempre se basa en los errores de otros. Y esquiva preguntas, pero es reñido pronto. Todo va guay.

¿Alguien puede aclararme por qué una mujer tan capaz como Sáenz de Santamaría ha decidido infravalorar su propio talento?, ¿por qué dedicarse a lo público pudiendo ganar, y crear, 50 veces más en el sector privado? Y, si lo público es vocación y no terapia ocupacional, ¿por qué el Partido Popular?

Este es el gran enigma de la legislatura después de los paraderos de la conciencia y el sentido común de Rajoy quien, por cierto, no ha dejado de recordarme a Agallas el perro cobarde desde hace ya mucho tiempo. Su guateque en Doñana, escondido de la prensa y la sociedad, es un último “jódete” a este país. O eso espero.

Courage-the-Cowardly-Dog-courage-the-cowardly-dog-21182045-1024-768

El paro es el punto fuerte y el baile de cifras, medias verdades y deseos de año nuevo (expresión que usaré a partir de ahora en lugar de promesas electorales) pone el evento interesante. Interrupciones, expresiones de incredulidad súbita preprogramadas entre los candidatos, el menú de siempre. Piques más propios de una partida de mus que de política nacional… ¿o era al revés?

Rivera utiliza documentación, y consulta folios y folios durante las intervenciones de otros. Detalle que, en mi opinión, daña la imagen del candidato por inexperiencia o torpeza. Por falta de preparación o temple. A saber. Colega, no puedo esperar al apartado de Corrupción. Hablando de Impuestos vuelve la retórica de la mayoría y de trabajar para ella. De cifras inconsecuentes y deseos de año nuevo con aspectos plausibles pero en un todo enrarecido y basto.

Pdr Snchz, el político sin vocales ni carisma, públicamente declara que no seguirá las recomendaciones de la Unión Europea en cuestión de déficit. El acento de Iglesias Turrión hablando en inglés me recuerda al de la mayoría de la gente que conozco. Y después sonríe.

Hay sucesivas oportunidades perdidas de grandes contestaciones. De silenciar con lo evidente a los rivales. De momentos de verdadera apertura política. Nadie lo hace. Sáenz de Santamaría parece dolida durante todo el debate pero se recompone rápidamente, ¿por qué nadie arriesga? Cristo, esto empieza a parecer una retransmisión deportiva. El tiempo es percibido con una teoría de la relatividad ejercida por abusones. “No te pongas nervioso” es el gran eufemismo del debate, y de la propia campaña. Deberían murmurar “no te acojones, chacho”. El déficit, colega. El tema del déficit.

Sáenz de Santamaría culpa al resto de formaciones políticas por la falta de consenso y su inmovilismo que provocó la unilateralidad del Partido Popular en la reforma educativa de la LOMCE. Pablo Iglesias Turrión acierta de pleno achacando la falta de visión de los partidos tradicionales al hecho inherente de que no han usado los sistemas públicos… y después dice que hay que dejar a un lado las ansias de poder.

Ups.

Sobre pensiones todos coinciden en crear empleo y natalidad. De devolver a los jóvenes la oportunidad de prosperar.

Offtopic: en el momento de escribir esta misma frase Trump propone prohibir la entrada de musulmanes en Estados Unidos.

Y entran los anuncios. ¿Fin de la primera parte?

Me temía un interludio comercial, y deseaba lo contrario. Pensamiento ingenuo fruto de Dios sabrá qué. Qué esperar cuando han dedicado tantas semanas a publicitarse en lugar de dar noticias reales. Al menos los anuncios cambian en ambas cadenas. Hmmm… consumir… ¿De qué estábamos hablando?. ¿Cambiar el mundo?

Para qué, ahora estoy haciendo cuentas para comprar una 2DS y dependerá del número de Ferrero Rocher que tenga sobre mi cuerpo en estas felices fiestas mientras el Banco Sabadell negocia las condiciones de financiación. Lo tienen muy crudo porque estrellé mi Audi el mes pasado debido a las deudas de juego por abusar, y perder, de 888póker. Pero no pasa nada, con un cubo de KFC y un par de complementos de Pandora cualquier director de banca caerá rendido a mis pies. Gracias, Hugo Boss.

Comienzo de la segunda parte.

CORRUPCIÓN. Caos, mezquindad, vergüenza y distracciones bienintencionadas de Sáenz de Santamaría: “…sí podemos garantizar que en España no hay impunidad”. Este es el tiempo de la traca y la jarana. Iglesias Turrión dispara y Sáenz de Santamaría espeta un “Paga, señor Monedero, paga.” Pdr Snchz, el político sin vocales ni carisma, dispara tembloroso pidiendo unir política y decencia: “¿Por qué voy a pactar con el señor Rajoy?” Uh… quizá por la idea de no volver a la unilateralidad política. Rivera dispara noticia en mano, y recuerda la falta de separación real de poderes (tema aún no expuesto) en contra de lo que llama “Capitalismo de amiguetes”. Iglesias Turrión presupone la naturaleza de los partidos en función de si recurren a créditos bancarios o no. Y, gracias, enumera los altos cargos del PP vinculados a consejos generales de grandes empresas.

Teorías de pactos, o la falta de ellos. Rivera saca otro tema pendiente como es el de las listas abiertas y diputaciones de distritos bajo el papel premiador, elector o castigador de la ciudadanía. Los tres candidatos de la oposición arrinconan progresivamente a Sáenz de Santamaría. La cuestión de la financiación de partidos según Pdr Snchz, el político sin vocales ni carisma, pasa por su adecuación a los sistemas de funcionamiento interno de las diferentes formaciones. Y continúa con el tema de la paridad. Iglesias Turrión propone la prohibición de la financiación bancaria, dejando la microfinanciación como válida, la instauración de una moción de aprobación ciudadana a los dos años de la legislatura.

Saltamos a la REGENERACIÓN DEMOCRÁTICA. Sáenz de Santamaría prefiere las listas más votadas como únicas en el poder y pierde el norte con una analogía deportiva y sentencia con el temor de un “Tripartito de perdedores”. Hmm… Rivera insiste con el cierre del Senado en favor de una cámara legislativa de presidentes autonómicos. Sáenz de Santamaría insinúa la inconveniencia de que alguien como Mas representase a todos los catalanes.

Eso ha tenido que doler.

Cataluña es un punto imprescindible y la primera intervención de Rivera es su punto fuerte de cara a sus orígenes políticos. Y lo sabe. Diferencias culturales e históricas obvias nos separan de la comparación injusta, y apresurada, con casos de otros países como Reino Unido o Alemania. El Sueño Federal de Pdr Snchz, el político sin vocales ni carisma, se cae de bruces por culpa de Mas y Rajoy: consenso, acuerdo y reformas borrosas y superficiales. “La España de 2015 no es la España de 1978. […] ¡No existía ni internet! :O omg1!111!eleven”. Iglesias Turrión culpa al Partido Popular de la aparición de nacionalistas, pidiendo una nación plurinacional y defendiendo el derecho a decidir quedarse o no. Y pone a Escocia y Cataluña en el mismo contexto. ¿Cuál sería el William Wallace catalán?, ¿Gerard Piqué? ¿Cómo sería un Trainspotting catalán?

El “y tú más” de este debate se traduce en un “mi partido sacó más escaños que el tuyo”.

La marabunta empieza cuando Iglesias Turrión evita una explicación del proceso del 4 de Diciembre de 1977. En mitad de la pasión nombra a Sáenz de Santamaría “candidata a la presidencia”. Y reivindica 8 apellidos catalanes como ejemplo de película en la que aparecen múltiples lenguas del Reino. ¿Alguien la ha visto? No sé de qué va esa referencia.

Sáenz de Santamaría gana por adelantado el apartado de violencia machista. Sintetiza en frases severas pero calmadas y cercanas la problemática obvia de este país. Busca la defensa del orgullo, el amor propio y el sentido común. Es… emotivo incluso. El resto hablan de teoría y deseos de año nuevo. Asépticos y sin alma. Parciales todos al querer monopolizar la violencia y darle un origen basado en el género, cayendo en leyes discriminatorias dictadas en lucha contra la discriminación. Lo de siempre.

Pactos de investidura. Sáenz de Santamaría se compromete a que el Partido Popular no gobernará si no es la lista más votada. El fantasma pasado del conteo de votos y del hecho de que una mínima parte de la población real, haciendo la trampa de incluir en ese número total los que no pueden votar/no han votado, nunca desaparecerá. Rivera e Iglesias Turrión hablan de pragmatismo político post-elecciones. Pdr Snchz, el político sin vocales ni carisma, lo apuesta todo contra Rajoy. Su propósito para triunfar es que otros no ganen.

Más anuncios. Necesito un cigarro.

El programa es apto para todos los públicos. ALEJAD A LOS NIÑOS DE LA POLÍTICA, COPÓN YA.

Siria. “El propio Tony Blair reconoció que la destrucción de Iraq nos hizo más seguros”, Pablo Iglesias Turrión.

Rivera propone una alianza multinacional contra el Daesh de la misma manera que los aliados “vencimos” a los fascistas. Nosotros estuvimos a punto de aliarnos con Hitler… pero qué más da: tras ver Salvar al Soldado Ryan y pasarnos el primer Call of Duty todos hemos combatido a esos malvados nazis, ¿no?

Pdr Snchz, el político sin vocales ni carisma, da la voz sobre Siria a los países árabes. Pasa la bola a uno de los lugares más convulsos, retrógrados, teocráticos y comercialmente convenientes del mundo. Cree en coordinación occidental e integración cultural preventiva. Sáenz de Santamaría busca la unidad de los demócratas contra el terror. Dialéctica poética y coordinación en inteligencia. Básicamente nadie quiere ir a la guerra, pero tampoco que nos jodan desprevenidos. Bombas contra flores y discursos. Mañana Daesh se someterá a nuestra voluntad occidental y civilizada tras miles de likes, firmas en change.org, y mímica en asambleas. Pasado otros bombardearán hasta los cimientos lo poco que queda de ese país. Nadie gana. Todos buscan votos.

Qué te esperas.

Llega el MINUTO DECISIVO. Pdr Snchz, el político sin vocales ni carisma, dormirá, comerá y defecará feliz si Rajoy pierde. Sáenz de Santamaría asegura que la única manera de detener la hecatombe absoluta es su partido. Rivera confía en ustedes/nosotros. Iglesias Turrión enumera los peores momentos de la legislatura y pone el futuro de tu país en manos de tu vecino.

Y se acabó. Agradecidos los presentadores de sus propios logros anuncian el siguiente debate: Rajoy contra Pdr Snchz, el político sin vocales ni carisma. No cambien de canal. Susana Griso hace movimientos extraños con su cabeza mientras explica lo grandes que son.

Todos aplauden. Saludos entre candidatos. Nadie gana. Nadie pierde. Nada se resuelve. Felicidades.

Me largo.

Esta ha sido una de las experiencias más inanes que he visto nunca. Políticamente insulsa, emotivamente tramposa, electoralmente superficial y condescendiente.Es decir: un debate político de toda la vida. Al menos Iglesias Turrión no ha hablado de Juego de Tronos. Esto se acabó por hoy. No tengo ni idea de quien ha ganado. Si hay ganador, claro. Las celebraciones no deberían tener lugar hasta el 21 de Diciembre. Pero esto lo dice alguien que lo pasaría mal de ser miembro de la clase/casta política. Qué sé yo.

Quedan 12 días para las elecciones. Nos guste o no.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s