La Iniciación

Lo que sigue a continuación es la transcripción de notas, archivos de audio y materiales anotados y obtenidos el 19 de Diciembre desde la madrugada hasta el mediodía en la ciudad de Madrid.

 

El 18 de Diciembre del año pasado decidí celebrar mi cumpleaños saliendo con los amigos a una discoteca de Puerta de Toledo. Poco antes de las 8 de la madrugada me despedí de una amiga en la zona cercana a Plaza del Rey y me metí en el metro para volver a casa en la estación de Chueca. Al llegar al andén los letreros anunciaban lo siguiente:

Por causas ajenas a Metro el servicio en línea 4 se encuentra interrumpido por un tiempo estimado en más de media hora.

Por causas ajenas suele significar averías en las instalaciones eléctricas, retenciones provocadas por climatología o cosas parecidas. También, en algunos casos aislados, suicidios o agresiones que terminan con alguien en las vías. Cuando los empleados y vigilantes de la estación nos pidieron que saliésemos de la estación con tranquilidad empecé a sospechar que no sería el caso.

Al llegar a la calle el helicóptero de la policía nacional sobrevolaba la zona. Pocos minutos para las 8 de la mañana. Me doy la vuelta y le pregunto a un vigilante qué ocurre. Hay un aviso de bomba y que evitemos la zona de Alonso Martínez. Pregunto cuál zona se considera segura y me aconseja Gran Vía. Me encuentro con un antiguo conocido de la facultad que tiene que desviar su ruta para ir a trabajar y empezamos a hablar sobre lo ocurrido. Una viajera que nos acompaña dice que por la televisión no saben nada pero que los de la radio hablan de que Génova está cortada.

Lo primero que hago es llamar a mi casa y advertir a mis padres. Frecuentan la zona. Les tranquilizo diciendo que estoy bien, que tendré cuidado, y que enciendan la televisión.

Lo siguiente que hago es ir hacia la zona cortada. Desde la Glorieta de Bilbao giro por el Café Comercial y cruzo Sagasta, que está cortada. Vecinos medio dormidos y comerciales de la zona miran hacia Alonso Martínez sin tener mucha idea de lo que ocurre, pero aportan datos: un repartidor de la zona cuenta cómo antes de las 7 y media había empezado a oír coches de policía que iban hacia la sede del Partido Popular a investigar un presunto accidente. Le extrañó la puntería con la que un automóvil había atravesado la fachada y entrado casi por completo en el edificio.

20141219_081058

El Bar Santander, bocacalle de Santa Bárbara con Sagasta, aún tiene la terraza instalada a pocos metros de los CEDAX que instan a la gente a buscar rutas alternativas para transitar e insisten en que se mantenga la calma.

Este es el primer aviso de muchos que habrá durante toda la mañana.

Los medios ya están aquí. Varios fotógrafos se aúpan en las vallas por donde pueden para poder captar la mejor imagen. Irónicamente desde Génova y Colón el sol incide de frente lo que dificulta sacar alguna foto útil. Me sorprende que no intentasen pedir permiso y acceder a alguna de las viviendas particulares u oficinas que pueblan la zona para poder realizar su trabajo, como ocurrió en el 15-M en su época.

Un reportero de Telemadrid que lleva desde poco más de media hora en la zona es blanco de mis preguntas cuando intento confirmar si el rumor de un aviso de bomba en el interior de la red de Metro es fundado. Afortunadamente no es así. El servicio sigue cortado.

20141219_084522

La actividad fuera de la zona cortada es casi fluida, guiada por una mezcla humana y española de miedo, morbo y humor ocasional. Un chavalín me pide un cigarro. Le pregunto su edad: es menor así que me niego y le advierto que debe dejarlo. No sé a quién quiero engañar, yo tampoco puedo.

Mi móvil ha muerto hace rato y estoy en otro bar cercano tomando notas a mano y café. Nadie sabe nada seguro. Todos esperan. Ambiente normal en los establecimientos cercanos.

El miedo por el recuerdo a terrores antiguos. El morbo por mera inercia. El humor como válvula de humanización. Sigo a la espera, el café de este bar es mucho mejor que el del anterior.

A las 9:20 empiezo a oír los primeros rumores que los medios propagan como posible información: supuestamente el autor del intento de atentado es un empresario de Teruel arruinado. En el bar no hay televisiones encendidas ni radio, el flujo de información va rápidamente por las llamadas y los clientes del bar. Sólo conjeturas. Sólo rumores. No puedo confirmar nada. La impotencia de la metodología periodística y la honestidad. O eso dicen.

20141219_083955

La sobreactividad cerebral y la falta de sueño expanden la percepción temporal. Cada minuto se alarga. Contemplo las notas y pienso sin poder hacer nada más que elucubrar. El azúcar ayuda, unos bollos que vienen con cada café empiezan a ser mi desayuno. A mi lado hay un habitual del bar que resulta ser Don Guillermo Celeiro, alcalde de Aldea del Fresno del Partido Popular. Me cuenta que hoy debía acudir a la junta directiva regional del partido, y ha conocido la noticia mientras que viajaba en transporte público hacia la capital. Por las llamadas que ha ido realizando, no conoce que haya heridos de gravedad por el incidente y la dirección del partido ha tranquilizado rápidamente a todos los miembros.

9:35 Todo sigue cortado. Los habituales del bar cruzan pregunta de desconcierto. Un caballero de acento gallego dice con humor mientras espera una llamada de un vecino de Génova que tiene restringido salir y entrar del edificio: “estos baños son especiales. Yo, como viene en inglés y no soy polígamo, pues no lo entiendo”.

9:50 Todo sigue cortado. Sin café a estas horas estaría por el suelo.

10:40 Llega una grúa para retirar el coche. El cerco se contrae gradualmente. El servicio en la estación de Alonso Martínez se restablece para todas las líneas. Todas las salidas a la calle se reabren. Empleados de la estación aseguran que, cumpliendo órdenes de la policía, el servicio se interrumpió por mera metodología y que no existió peligro real para los viajeros de Metro.

10:55 Los bomberos llegan a Génova. Desde Alonso Martínez el tráfico en Colón parece fluido. Hay más periodistas que vecinos y curiosos. Desde aquí se pueden apreciar muy pocos daños materiales.

20141219_084031

11:30 La policía empieza a permitir que algunos vecinos salgan o entren a sus domicilios particulares en la zona cortada. Un anciano es acompañado por un par de policías a su portal, que está a menos de 30 metros de la sede del PP. El hombre sonríe y les dice que no va a pasar nada malo. “Nada peor que lo que ya nos ha pasado ya es difícil”.

20141219_085148

11:35 El reportero de Telemadrid lleva varios minutos informando en directo. Hermann Tertsch asegura, como algunos de los presentes, que las motivaciones de este incidente tienen su base en elementos desestabilizadores como ETA o Podemos. No es la primera vez que nombres así circulan entre los vecinos. Un padre de familia insiste que Cuba y Venezuela pueden tener implicación y que la reforma laboral está engendrando “gente a la que se le va a ir la cabeza”. Una vecina cercana llamada Paquita teme que este sea sólo un primer incidente sin consecuencias de una serie de hechos violentos en ascenso. Sospecha que hay muchos que piensan como el responsable de lo que ha ocurrido hoy. Más inteligentes, preparados y que algún día perderán la paciencia y estallarán. Teme por su ella y su familia si algo así ocurriese.

12:00 Me retiro de la zona. Mi estómago digiere alfileres y la cabeza me pide dormir.  Necesito baterías auxiliares y mayor capacidad de memoria en el móvil.

Llevo casi 36 horas en pie. Ayer salí de fiesta para celebrar que ya soy periodista, y termina así.

Esta es mi iniciación. Por qué no.

20141219_085656

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s