Nos guste o no

Nos guste o no, la política es uno de los males del mundo civilizado del que no podemos escapar; así que es mejor intentar entender hacia quién, o qué, cabrearnos cuando las cosas vayan mal. Este año tenemos múltiples procesos electorales, lo cual agita un avispero social que sólo muestra signos de vida en casos de corrupción, muerte, o autodestrucción mutua. Y los viernes son el mejor día para escribir de política. Empecemos.

 

pdr snchz

Esta semana ha sido mortalmente aburrida y predecible. Todas las grandes noticias han sido explotadas y repetidas más por la necesidad de cubrir huecos en la televisión y atraer lectores en otros medios, y no por su importancia.

Primero tenemos la discusión interna entre los dirigentes del PSOE y su Secretario General Pdr Snchz, el político sin vocales ni carisma. A falta de cuánto, ¿dos meses para el adelanto de las elecciones en Andalucía? Susana Díaz viene de un contexto político y social enquistado y cerrado. Con un partido como probable pero no deseado refuerzo electoral como es Izquierda Unida (y menos tras el bochorno de Extremadura), las cucamonas y arrumacos hacia Podemos se prevén como inevitables. Con o sin Semana Santa pasada a votación popular mediante (jajaja. Esto pasó de verdad, no es coña). El peor enemigo de Díaz (una mujer que sin duda debería ocupar la candidatura a la presidencia en las Generales) no es su Secretario General, ni el arma de doble filo de contar con Zapatero como uno de sus principales aliados, ni el Partido Popular, ni una súbita catástrofe medioambiental que pueda aniquilar toda la vida existente en el Hemisferio Norte; sino la incapacidad (perpetua, risible, fácilmente evitable, y ridícula desde fuera) de un liderazgo fuerte en el PSOE. O como mínimo de un consenso interno que evite convertir cualquier disidencia u opinión contraria a su cúpula en un espectáculo de lloriqueo a nivel nacional. Los medios, más ágiles y despreocupados, ya han comenzado a resaltar, como si de una pelea entre párvulos en un recreo se tratase, las obvias distancias entre Zapatero y Snchz.

Distancias señaladas por la reunión secreta, o cónclave como lo llaman algunos sin tener ni puta idea de qué repercute usar tal término, entre Bono, Zapatero, Pablo Iglesias y Errejón sin notificación previa a Snchz. Este asunto es inconsistente y poco interesante. Prefiero quedarme con las peleas a machete internas en IU por Tania Sánchez o las clamorosas promesas súbitas de Monedero de que ahora sí documentará sus actividades laborales e ideológicas previa autorización de Venezuela. Cuanto más poder perseguido, más personas a las que responder por cada maniobra. Grande o chica. La cúpula de Podemos debería recordar a fuego que ya no están en Somosaguas y que ahora cuentan con la oposición preparada y entrenada de adultos.

Y las divisiones internas de unos resaltan la fortaleza y unidad de otros. El Partido Popular se cierra en banda como un equipo de hockey puesto de speed y niega toda relación con las actividades de Bárcenas y su caja B. Dan igual todas las investigaciones de Anticorrupción, los 2000 tomos derivados de estas, y los cientos de años exigidos en penas de prisión para los 41 procesados. El drama está en la salida de Bárcenas de Soto del Real post pago de una fianza irrisoria. ¿Es mucho pedir al menos total transparencia sobre quiénes, y desde dónde, han abonado dicha cantidad o también están protegidos por las leyes? Hace poco leí una actualización en una red social escrita por una de las escritoras vivas que más admiro de este país sobre el carácter depresivo y frustrante del clima de frivolidad, jolgorio y en el fondo aceptación por esta tipo de casos. Quizá no necesariamente referido a Bárcenas en sí, sino a un espíritu nacional adoptado en momentos de debilidad por puro escapismo. Fácilmente transferible llegado el caso, con tal de evitar las lágrimas (o las balas) e intentar pensar en el futuro. Esperando con el culo apretado a que las cosas mejoren por sí solas sin que hagamos nada por ello.

Y aunque todo esto ya lo sabíamos, y lo más probable es que no cambie nada de aquí a 10 años en estos aspectos concretos, no hace que deje de ser patético. Personalmente estoy más alarmado para con la falta de información básica en los múltiples acuerdos comerciales entre empresas privadas y entidades públicas con China. Pero, eh, tenemos récord histórico en turismo: casi 65 millones de visitantes en 2014. Da igual que las cifras del paro sean alarmantes y que la gran mayoría de contratos sean de menos de un mes. Es prioridad felicitarnos de que extranjeros vengan aquí a usar nuestro país como letrina y prostíbulo low-cost.

Feliz fin de semana.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s