[Antiguo] Textos inconexos.

(Estos textos fueron publicados originalmente en Julio de 2013)

1

Al habla la cafeína, tu amiga y vecina. He tomado control total de las funciones mentales y corporales del propietario de esta red social. De ahora en adelante guiaremos su sinapsis y definiremos su discurso. Ahí va:

Hay un grave problema en esta ciudad. La cantidad de personas que sonríe es directamente proporcional a la que puede sostener la mirada. Algo falla, quizá sea un problema de falta de información. Quiero decir, estas y otras taras sociales obedecen a un propósito mayor. A un objetivo a largo plazo que no permite distracciones humanas ni mundanas. A un gran plan, ¿no?

Muchas series han vendido la idea de que cualquier genio está distanciado de sus congéneres por naturaleza y que cualquier abuso de poder o inmoralidad está justificada si existe compensación alguna. ¿Es este el caso?

Pero no, no, no, NO. No es sólo indiferencia o simple mala hostia. Es apatía y miedo. Miedo reflejado en múltiples formas y maneras, todas de ellas palpables y acuchillables. El mínimo común denominador. La gran sombra y el gran vacío que dejan personalidades perdidas. No es país de heterodoxias, si acaso de eslóganes.

Eh, no me malinterpretes. No soy un caballero de la dignidad ni un adalid de los buenos modales. Soy algo parecido a un estalinista moral, a un Robespierre metafísico. Tienes tres oportunidades, si la cagas a la calle. Crea diferencias, demuestra que no pareces salido de un puto anuncio. Esas paupérrimas bolsas de tejido, piel y sangre que llamas genitales lo reclaman.

No creerás en Dios pero vives cagado por el miedo y la culpa ante el mínimo error como el mayor de los creyentes. Cristo no murió para esto. Tu madre no sufrió para esto. Tu padre no pagó impuestos para esto.

No vales lo que cobras, lo que follas o lo que cagas. Jódete. No es tan simple.

Aquí la cafeína de nuevo, nos replegamos hasta nueva dosis. Buen día.

2

Excursión campestre esta noche. Un camboyano bienintencionado nos ha invitado a un local exclusivo cercano a Retiro. Alcohol corriente, dress code, turistas, niños con carteras abultadas del dinero superviviente de patrimonios familiares centenarios. Por qué no.

Llego vestido de civil por pura desgana. El metro a estas horas es una mezcolanza de franjas horarias: trabajadores y nativos que vuelven a sus casas contra niños y turistas de risa fácil que salen de fiesta. Empujones y desgana. Camisas con semitransparentes arcoiris de sujetadores. Decenas de lugares y cavidades donde me muero por ir.

Estímulos que hacen gritar de rabia a mis caninos mientras ruegan volver a su estado natural. Mientras piden ser usados como arma de acción sexual súbita e intrusiva. Sangre y tela en mi boca en vez del típico regusto a tabaco, salsa barbacoa, wasabi o sangre propia. Por citar unos pocos.

Todo vale hoy. Aún sigo peligrosamente sobrio. Más dudas: ¿seré un buen jugador de equipo esta noche?, ¿mi inglés mejorará a la misma proporción habitual cuando mi cerebro esté entumecido?, ¿cuántos de los que hay a mi alrededor ahora están atentos a las novedades y nuevas informaciones sobre lo que está pasando en Santiago de Compostela? Y así sigue la lista.

Seguiré informando en las próximas horas.

3

Llámalo pedantería o curiosidad propia de un paranoide, pero muchas veces creo que los avances más significativos y las figuras más superlativas parten de un mismo punto de partida: una idea increíblemente estúpida no antes probada o demostrada.

Piensa en ello. El primer homínido que comió una ostra. El primer antecesor que dominó el fuego. Los orígenes de la ciencia forense. Miguel Servet y la circulación pulmonar. Las lecciones del Doctor Tulp inmortalizadas por Rembrandt. Charles Atlas, antes de llamarse legalmente así, humillado en su juventud sistemáticamente. Los miedos iniciales del Projecto Manhattan de destruir el planeta. Y así continúa la lista. Pon tú los primeros ejemplos que estés considerando.

Todos los “y sí”. Todas las heterodoxias. Todos los volantazos ideológicos y morales. Fuese por avaricia económica o altruismo. Por pragmatismo bienintencionado o por desarrollar nuevas y más efectivas formas de producir el mal, o el terror.

Siempre hay avances, y todos ellos parten de esa región inexplorada del cerebro que te impide concentrarte completamente en ninguna otra cosa. Que envía estímulos las 24 horas del día con ideas y ardides. Que hace que te pares en seco y reconsideres tu situación, propósitos y las implicaciones que conlleva.

Necesitamos más gente como el Doctor Salk y menos como Zuckerberg. Por la cuenta que nos trae. Y de forma urgente.

Ahora sí, joder.

4

Tenía una amiga obsesionada con las buenas maneras y el trato al cliente. Con los ideales de la marca y la reputación. Una gran persona, disfuncional y entretenida a partes iguales. Se echa en falta, aunque hubiese debido aprender (y hacer buen uso) de la semiótica, la empatía y la piedad.

Otro amigo, este presente, insiste en asegurar que nunca hay que confiar en aquellos cuya voz sea exageradamente aguda. Acepto esta ley, presentando una pequeña objeción: en el caso de las mujeres no debería ser así per se.

Un tercero es un prototipo del postadolescente: underachiever, inseguro, perdido, discípulo de lo frívolo por miedo a la vulnerabilidad de sus ideas en público y distante de lo cabal. Busca reiteradamente asentar su presente y su estatus en pasatiempos. A la larga no funciona.

A donde voy es lo siguiente: somos versiones sin acabar, pulidas continuamente para después presentar nuevos errores. Nuevos retos. Nuevas oportunidades.

No existe el riesgo cero. Teme a aquellos que pontifiquen lo contrario.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s