Blue Ruin (2013, Jeremy Saulnier)

La primera vez que vi el trailer de Guerra Mundial Z (2013, Marc Foster) observé los cambios con relación a la novela original de Max Brooks. Las sutilezas y las amputaciones creativas. Y viendo el asalto a las murallas de Jerusalén por miles de zombies generados por ordenador pensé en voz alta: “están haciendo castellets. Han hecho una película con zombies haciendo castellets.”

Inmediatamente después llegué a la conclusión de que no podía ser el único que llegó a tal comparación para terminar decidiendo que, aún así, seguía siendo un buen chiste.

Que el contenido puede ser el mismo en un mundo donde las pocas ideas “originales” son improbables, y la forma es lo que define el talento.

Con Blue Ruin pasa lo mismo.

Dwight_Stalking_ScavengerLLC.jpg

Surgida tras una campaña de Kickstarter, cuenta la historia de Dwight (Macon Blair), un vagabundo que subsiste en la costa este americana. Lo que queda de su vida, y su cordura, cambia para siempre cuando descubre que el asesino de sus padres va a quedar en libertad.

La película se toma su tiempo para establecer un ritmo tortuoso y poco discernible hacia los preparativos de la venganza. Y es aquí donde terminan los lugares comunes del género.

Quizá el título que más se me viene a la cabeza es No es país para viejos (No Country for Old Men, 2007, Joel y Ethan Coen). En esta ocasión no hay inocentes, sólo cómplices o víctimas miserables arrastradas por múltiples razones: la ira, la unidad familiar y la locura.

00006.m2ts_snapshot_00.10.30_2014.07.18_21.17.58_original

El viaje y los preparativos de Dwight inmersan al espectador. No estamos ante alguien que sepa manejar armas de fuego en el país de la NRA, pero tampoco ante alguien que no sepa manejar sus recursos y preparar estrategias.

Otro punto de inflexión formal: la aparente frialdad del proceso choca frontalmente con los implicados. Daños colaterales personales, propios o extraños. Proteger a los tuyos, recordar lazos perdidos, saborear por última vez la lealtad, honradez y el amor de los pocos que aún te reconocen.

No es la venganza por la violencia, ni como catarsis buscada. Es un simple acto de equidad, incluso si ello repercute en la autodestrucción. 

Blue-Ruin-Dwight

El espectador juzgará. La nula promoción del fin fuera del círculo de festivales ha jugado en su contra. Esta, como otras muchas obras, merece el boca a boca de los aficionados del género. Probad a hacer lo que hice yo: sentad a los que tengáis en cuenta y que descubran esta historia.

Jeremy Saulnier ha dirigido, escrito y fotografiado una de las mejores películas del género de todos los tiempos. Es una experiencia perturbadora y gratificante para recordar. Al contrario que Guerra Mundial Z más allá de los castellets.

hr_Blue_Ruin_1

Director, guionista y director de fotografía: Jeremy Saulnier. Estados Unidos. 90 minutos. The Lab of Madness, Film Science, Neighboorhood Watch, Paradise City.
Intérpretes: Macon Blair, Kevin Ratray, Amy Hargreaves, Kevin Kolack, Eve Plumb, David W. Thompson, Brent Werzner, Stacy Rock, Sidné Anderson.
Sin fecha de estreno aún.
00006.m2ts_snapshot_00.53.41_2014.07.18_21.23.49_originalPD: Devin Ratray en el papel de Ben es increíble.

Un comentario en “Blue Ruin (2013, Jeremy Saulnier)

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s