Ese jodido día.

Ya han pasado diez años. Joder.

Recuerdo que esa mañana me levanté a primera hora por unos exámenes de segunda evaluación que no llevaba bien preparados. Las informaciones iniciales que llegaron a los pocos minutos de los atentados apuntaban a que se trataba de un ataque en la estación de Metro. Con el paso de los minutos las aclaraciones y las circunstancias empeoraron.

De camino al colegio pude ver cómo gran parte de los pasajeros del autobús estaban con sus móviles en una mano y las radios en la otra intentando averiguar qué cojones estaba pasando. En dirección contraria no paraban de pasar ambulancias y coches de policía hacia Atocha. Al llegar al colegio dos compañeras tuvieron que ser llevadas y tratadas en la portería por ansiedad. Varios familiares suyos podrían haber muerto.

A las pocas horas nos sacaron al patio y nos hicieron guardar varios minutos de silencio mientras que el conteo de muertos ascendía y varios profesores habían decidido marcharse al Ifema a donar sangre y colaborar en todo lo que pudiesen. Hay muchas historias de humanidad, colaboración, desinterés y generosidad entre los que estuvieron allí. Policías, sanitarios, civiles, todos hicieron lo que pudieron y les estamos agradecidos. Son lo que tienen que ser, y los que tienen que velar por nosotros.

También recuerdo los sucesos y los intentos de suicidio, ataques de pánico o ansiedad. No estaban preparados. Nadie podría haberlo estado. ¿Qué cojones hacer? Pertenezco a esa generación que creció y vivió bajo la amenaza terrorista. Tengo memoria suficiente para recordar la mala hostia a nivel nacional que hubo con lo de Miguel Ángel Blanco. Joder, ha habido atentados cerca de donde vivo.

Antes nunca había tomado conciencia de lo que es vivir en una gran ciudad. Acostumbrado a recorrer el barrio y poco más, marchar a la manifestación fue un punto de inflexión que sólo ha hecho que valore Madrid. Aquel día me enteré que en los autobuses y el metro no cobraban billete, y los transportes estaban colapsados. Para como pensaba entonces era impensable que tanta gente pudiera estar reunida con una causa tan absoluta y una determinación tan inquebrantable. Había visto actos y cosas antes, sí, pero sólo en imágenes de archivo o a través de la televisión.

Años después empecé a usar la estación de Atocha a diario por unos estudios que cursé en el norte de Madrid, y comprobé diariamente la hora punta. Somos afortunados que, pese a todo, tan pocas personas muriesen en comparación con las que podrían haber sido. Recuerdo también encabronarme y avergonzarme de mi supuesto gremio vocacional cuando se filtraron varias grabaciones de las cámaras de seguridad. Especialmente la que mostraba directamente una de las explosiones desde lo alto de unas escaleras mecánicas. ¿Recordáis ese vídeo, donde hay una detonación fuera de cámara y todo el mundo empieza a correr hasta que una explosión les pega de lleno para finalmente sólo ver humo? Hijos de puta.

Ver eso no ayudó a nada ni a nadie, y sólo evidenció de nuevo el papel de abuso, violación y total impunidad que conlleva la supuesta tarea de informar con propiedad. Que os jodan.

Después vinieron los juicios, las polémicas, las detenciones, la explosión en Leganés, las acusaciones mutuas y la eterna discusión sobre quién hizo qué. Los siete años en blanco del Gobierno de Zapatero, las cesiones en esta materia y la sensación preocupante de recordar que en España las víctimas son secundarias para algunos.

En nombre de las 191 personas asesinadas y los miles de heridos por los atentados del 11 de Marzo en Madrid, espero equivocarme. Espero que en realidad haya un cielo y un infierno y todos los putos cabrones implicados ardan en él por el resto de la puta eternidad. No olvidamos ni a quienes murieron ni a sus asesinos. No lo hacemos. No lo haremos.

Amén.

Un comentario en “Ese jodido día.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s